fibra

La importancia de la fibra en la dieta

La fibra es un nutriente necesario que la mayoría de los niños (y los padres) no consumen en cantidades suficientes todos los días. Nos ayuda a sentirnos saciados y a que las cosas vayan por buen camino en el aparato digestivo. Una dieta que incorpora buenas fuentes de fibra puede ayudar a evitar el estreñimiento. Además, estos alimentos constituyen buenas fuentes de nutrientes  y vitaminas que, a su vez, pueden ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardiacas, determinados tipos de cáncer y obesidad.

¿Qué cantidad de fibra necesitan los niños?

Existen diferentes recomendaciones relacionadas con la fibra que deben consumir los niños según sus necesidades energéticas, la edad o el peso. Una manera básica de asegurarte de que tus hijos incorporan suficiente fibra es eligiendo alimentos saludables. Si tus hijos comen al menos 5 porciones de frutas y verduras por día, junto con otros alimentos que son buenas fuentes de fibra, tendrá las necesidades diarias de este nutriente cubiertas.

Los siguientes alimentos son buenas fuentes de fibra:

  • Verduras
  • Frutas
  • Arvejas o guisantes
  • Nueces o frutos secos
  • Panes y cereales integrales ricos en fibra

Examina la lista de ingredientes si deseas saber si el alimento contiene granos enteros o integrales.

  • No todos los alimentos etiquetados como “integrales” constituyen una buena fuente de fibra. Los cereales varían ampliamente en su contenido de fibra. Por ejemplo, la harina integral tiene más fibra que el arroz integral o la avena integral.
  • La cantidad de fibra de un alimento integral puede variar según la marca.
  • Los cereales integrales incluyen harina integral, arroz integral, bulgur, trigo sarraceno, harina de avena, harina de maíz integral, avena integral, centeno integral y arroz silvestre/Zizania.

Fuente

More fiber for Children? (American Academy of Pediatrics)

Deja un comentario