8570fa21bdbaf51aae95182f09ee2986

La práctica hace al maestro (I)

Entre el nacimiento y los 2 años, los niños aprenden mucho sobre las relaciones, los sentimientos y el autodominio. En esta etapa, los padres deben ser los protagonistas de la educación y el entretenimiento de sus hijos ya que su papel es básico en el futuro de los más pequeños de la casa. Aquí os dejamos algunas actividades y estrategias que se pueden usar con los hijos para ayudarlos a entender estas ideas.

Recomendaciones para niños entre el nacimiento y los 18 meses:

  • Mantenga cerca a su hijo. Toque un poco de su música preferida, levante a su bebé y muévase suavemente al compás de la música. Mire a su bebé a los ojos, sonríale y sosténgalo cerca del cuerpo. A veces puede ser buena idea dejar el cochecito de bebés en el coche y sostener a su bebé al caminar por las tiendas o visitar a algún amigo.
  • Abrace a su bebé y sosténgalo cerca para darle atención individual antes de acostarlo. Al compartir tales momentos tiernos, se entablará un fuerte lazo entre los dos.
  • Lea cuentos sobre los sentimientos. Escoja libros con láminas muy coloridas y sin muchas palabras. Los cuentos ayudan a su bebé a empezar a entender sentimientos como frustración, enojo, orgullo y gozo. Al leer, indique con el dedo las caras de los personajes del libro y diga cosas como: “Ella se ve emocionada. Él se ve sorprendido”. A medida que su hijo va creciendo, puede preguntarle: “¿Quién está triste en esta página?” Cuando el niño puede hablar, puede preguntarle: “¿Cómo se siente ese bebé?
  • Haga títeres seguros para los bebés. Recorte algunas fotos de bebés y adultos de revistas o catálogos. Escoja fotos que demuestren una amplia gama de sentimientos. También se pueden usar fotos familiares. Fíjelas con pegamento a cartón duro. Si prefiere, puede cubrirlas con papel de contacto transparente por si su bebé las babea. Deje que su bebé escoja una cara a la que quiere mirar y que la mire siempre que quiera. Hable sobre la foto mientras su bebé la mira. “Ese bebé está llorando. Está triste.” O: “Ese bebé se está riendo. Lo pone alegre jugar con su perrito”.
  • Juegue a esconder su cara. Entre los 6 y 9 meses de edad, los bebés empiezan a gozar mucho de jugar a esconder la cara. Describa los sentimientos de su bebé al jugar: “Ay, no, ¿dónde está mami? ¡Aquí estoy! ¿Estás sorprendido? ¿Estás contento por haber encontrado a mami?” Los juegos como el de esconder la cara también ayudan a empezar a practicar las separaciones, al reasegurar a su hijo que “Aunque me voy a veces, siempre vuelvo”.
  • Mire al espejo. Los bebés realmente no se reconocen a sí mismos en el espejo hasta que tienen más o menos 2 años. Pero usted puede enseñar a su hijo a reconocer su propia cara usando espejos seguros para bebés. Mientras las dos miran sus reflexiones, indique su sonrisa y diga: “Estoy muy contento. ¡Estoy contento porque me encanta estar aquí contigo!”.
  • Observe la reacción de su hijo ante sonidos y texturas. Haga varios sonidos (con sonajeros, pianos de juguete,maracas) y texturas (paños, cobijas, un cuadro de encaje,un trozo de papel de lija, etc.) al jugar con su bebé. Observe para ver cómo reacciona su hijo. ¿Qué le gusta? ¿Qué no le gusta? ¿Cuánto estímulo es demasiado paraél? ¿Cómo sabe cuando su hijo ha jugado lo suficiente? ¿Llora el niño, aparta la mirada, se duerme, etc.? Esta clase de información lo ayudará a entender susnecesidades y ayudarlo a sentirse seguro y cómodo.
  • Ayude a su hijo a recuperarse cuando los sentimientos lo abruman. ¿Cómo le gusta a su hijo tranquilizarse? Se le puede envolver con una mantita para que se sienta seguro, darle un chupete, mecerlo o cantarle. Para niños mayores de 1 año, un animal suave de peluche puede consolarlos y tranquilizarlos. Se puede también ayudar a los niños pequeños a estabilizarse con un firme abrazo o unos momentos para acariciarse, un cambio de lugar, un momento para dar brincos, o algunos juegos físicos. El ayudar a sosegar a su hijo pequeño no tiene que ver con “mimarlo”. Más bien, se trata de enseñarle que puede contar con usted. Los niños también aprenden lo que deben hacer para tranquilizarse cuando se sienten abrumados; habilidad que necesitarán durante toda la vida.
  • Tenga en cuenta que su bebé percibe cómo usted se siente. La investigación ha revelado que los bebés observan muy atentamente a sus seres queridos y reaccionan ante los sentimientos de las personas que están cerca. Se dan cuenta cuando usted está perturbado, enojado, estresado o preocupado, aún cuando usted se esfuerza mucho por no expresarlo. Pueden percibir que sus brazos los sostienen diferentemente cuando está estresado, y pueden reconocer que aunque usted tiene una sonrisa, los ojos se ven tristes.Así que es muy importante cuidar de uno mismo para que pueda cuidar bien de su bebé y ayudarlo a sentirse seguro y amado.

 

*Fuente:
Greenspan, S. (with Breslau Lewis, N.). (1999). ‘Building healthy minds: The six experiences that create intelligence and emotional growth in babies and young children’. Cambridge: PerseusBooks.

Deja un comentario